Testimonios

Curación exitosa de un trabajo de amarre

Todo empezó  hace poco más de un año cuando estaba viviendo con mi familia, un día que llegué en la madrugada y vi en la cocina un vaso de leche y aunque se me hizo raro me lo tomé y me fui a dormir. Al otro día me comenzó a dar un dolor muy fuerte en el abdomen que poco a poco se fue haciendo tan fuerte que en las noches no me dejaba dormir.

Mi abuela me llevó con el doctor y este nos dijo que me tenían que operar de peritonitis y de la vesícula, con los médicos del seguro popular me dijeron que sólo era deshidratación y que por eso tenía problemas para hacer del baño, incluso medicamentos me dieron, sin embargo ninguno de esos doctores me pudieron ayudar.

Dejé de comer, mi temperatura subía de 39 a 40 grados y de 90 kilos que pesaba rápido bajé hasta 60 en semana y media. Fui con más doctores pero desesperado al ver que no tenía mejoría comencé a buscar otras opciones, y fue entonces que llegué con Nahim.

Nahim me dijo que lo que tenía no era un problema médico sino que una mujer me hizo un trabajo para que anduviera con ella pero que no le supieron hacercelo bien. Me especificó que quien me hizo eso fue mi tía, osea la pareja del hermano de mi papá. Iba de mal en peor, comencé a tener vómito verdoso como con flemas y tenía un olor como de perro muerto.

Aunque mis papás no creen en esas cosas le pidieron a Nahim que me hiciera una limpia, lo hizo primero una vez y la segunda lo hizo con dos huevos y una vela. La vela y los huevos tronaban y al terminar los vació en un vaso con agua pero parecían como echados a perder.

Después me hicieron una purga con cosas que tenía que comprar en otro lado. defequé como seis veces con un olor muy fuerte y  como una especie de ramas pero cada vez me fui sintiendo mejor. el doctor quedó muy sorprendido por la rápida mejoría, sólo me recetó suero con vitaminas y ahora he vuelto a mi peso normal.